1980
Se lanzan las primeras calculadoras con baterías de celdas solares

Sharp fue la primera compañía del mundo en comercializar una calculadora a transistores en 1964, y continúa desarrollando productos más compactos y económicos. Usando una pantalla de cristal líquido y baterías de celdas solares, las calculadoras que en 1964 pesaban 25 kg, en 1976 pasaron a pesar un 0,26 % de eso, o sea 65 g.