Las celdas solares sensibilizadas por tintura pueden ser producidas con un proceso industrial acortado


La luz pasa por un electrodo transparente dando en un pigmento, el pigmento absorbe la luz, y la electricidad es descargada a un electrodo de titanio oxidado. La electricidad se transmite al electrodo transparente, y vuelve al polo opuesto por vía de un circuito externo. La electricidad recibe un ión de iodo electrolítico (oxidación) y es pasado al pigmento (restaurado). Mediante el movimiento de esta electricidad se genera corriente.

Las celdas solares que no usan silicio utilizan una función fotocatalítica de titanio oxidado que hace posible oxidar tinturas orgánicas para generar la electricidad. Como es posible fabricar celdas solares por medio de un proceso simple de capa y curación de calor, avanza la investigación para volver práctica la fabricación de esta tecnología.

Sharp ha conseguido la mejor tasa de conversión del mundo, un 11,1 % (conseguido como el resultado numérico más alto para todo el mundo en pruebas verificadas por un organismo público), y es líder en la investigación en el tema.