La fábrica superverde más avanzada que creó el término “Modelo Kameyama”


La Planta de Kameyama (Ciudad de Kameyama, prefectura de Mie) es una base para la producción LCD de la cual Sharp está extremadamente orgullosa. El término “Modelo Kameyama” surge en referencia a la excelente fabricación de los productos de esta planta. La pared de la planta es equipada con módulos fotovoltaicos transparentes, diseñados para parecer AQUOS, uno de los productos líderes que ahorran energía de Sharp.

Este sistema fotovoltaico puede generar 5.210 kWs (suficiente como para suministrar electricidad para aproximadamente 1.300 hogares durante un año), y así permite eliminar anualmente aproximadamente 3.400 toneladas de emisiones de dióxido de carbono. Esto corresponde a la cantidad de dióxido de carbono absorbido en un año por un bosque que cubre aproximadamente 960 hectáreas, o aproximadamente 30 veces el área del sitio de la planta. En la Planta de Kameyama, Sharp junta todas las tecnologías ambientales que hemos acumulado hasta ahora, con el objetivo de crear una fábrica superverde de tecnología avanzada.